15 enero 2016

ENERO NOS TRAE LAS PRIMERAS NIEVES




En diciembre hablábamos de despedida y acogimiento del nuevo año y de todo lo que a lo largo de cada uno de sus días este 2016 podría darnos a cada uno.

Ahora, en el corazón del invierno, cuando los días empiezan a estirar levemente sus brazos de tenue luz en el orto y el ocaso; cuando el frío y las primeras nieves parecen adueñarse del paisaje; cuando las calles y plazas del pueblo permanecen casi desiertas, puede que todo esto sea vivido como el periodo más triste, más duro del año por parte de algunos vecinos y vecinas del pueblo, muchos de ellos mayores, con sus achaques y enfermedades; e incluso también por aquellas personas que viven aquí temporalmente.

Ante esta situación, he observado otras maneras de pensar y de sentir bien diferentes a la postura de dejarse llevar por el pesimismo y la melancolía. Es una actitud de acogimiento más positiva, de adaptación a las circunstancias, de una fuerza interior para la superación diaria, de búsqueda de aquellas sensaciones que van más allá de la instantánea satisfacción personal en el acomodo, la rutina y la resignación.

Igual que las chimeneas del pueblo hondean el humo como símbolo del calor que hay en cada hogar, los gestos sonrientes con los que muchos vecinos y vecinas nos obsequian  cada día son reflejo de esa actitud abierta y generosa ante los avatares de cada día. Es una forma de ver la vida con más luz, con más ilusión, todo un regalo para los demás y un motivo de admiración, de ejemplo para afrontar las adversidades y los nuevos retos personales y sociales.

Parece que culturalmente estamos moldeados para ver más el negro que el blanco, además nos aferramos a lo aprendido con enorme rigidez e intolerancia, sin ser conscientes de que no es más que una señal de nuestra debilidad. Por ello es importante estar abiertos con ilusión y de manera optimista al nuevo tiempo de cada día, ya que depende buena parte de nuestra actitud el resultado de todo lo que conseguimos individual y socialmente.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes realizar cualquier comentario a esta entrada, siempre con identificación.