04 mayo 2015

MAYO, PASEANDO POR UN AMABLE LUGAR


Han transcurrido varias décadas entre estas dos imagenes, siendo apreciable el cambio del paisaje. Apenas queda un pequeño símbolo del arbolado que abrazaba la estrecha carretera. Entre los recuerdos de niñez, aún guardo el sentimiento colectivo de tristeza que embargaba a los vecinos y vecinas en aquel entonces por la pérdida de este mágico paseo.
Ahora las circunstancias son otras, la carretera ha dejado su función de vía principal hacia Cervera recuperando su primitivo sentido como lugar para pasear con tranquilidad y sosiego.
Hoy, al caminar por este lugar, podemos ver de forma más nítida el horizonte, allí donde el sol se acuesta, dibujando la silueta de la montaña palentina, pero el asfalto aún reclama la amabilidad y la vida de aquellos vetustos guardianes.
A pesar de haber iniciado el mes bajo la capa gris y la llovizna, en este momento del año, cuando la naturaleza, en su nueva preadolescencia, retoma para sí los mejores colores y el sol quiere mostrar todo su poder, pasear hacia la estación por esta carretera resulta un motivo de encuentro y disfrute compartido entre amigos, familiares y vecinos, es todo un símbolo amable del caminar por la vida.
    


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes realizar cualquier comentario a esta entrada, siempre con identificación.