09 enero 2015

2015, AÑO DE LA LUZ


Tras las celebraciones y euforia al traspasar el dintel de un nuevo año; superado el día de la ilusión y los regalos, iniciamos el camino por este 2015.  La ONU proclamó este año como el AÑO DE LA LUZ Y LAS TECNOLOGÍAS BASADAS EN LA LUZ.
El objetivo es comunicar a la sociedad la importancia de la luz, y sus tecnologías asociadas, en el mundo actual en áreas tan importantes como la energía, la educación, la salud, la comunicación, etc.
Precisamente estos días “La ciudad de la luz”, Paris, se halla ensombrecida por los graves acontecimientos e intolerancias del ser humano. No sólo se han apagado unas cuantas luces, no sólo los lápices de colores se han vuelto negros, es la libertad del ser humano la que ha reflejado una vez más su sombra.
Hechos que, más allá de lo mediático y los calificativos de condena más contundentes, suponen un gran motivo para la reflexión personal hacia la tolerancia y la convivencia con el diferente.
No hay sombra sin luz y cuanto más bajo se halla el sol, más alargada es la sombra que proyecta cada objeto, cada ser. Todo ser humano tiene su sombra y su luz, pero está en cada uno de nosotros poder ser luz o sombra para nosotros y para los que nos rodean día a día.
Es fácil criticar conductas, pensamientos, actitudes, creencias e incluso socialmente hemos sido educados más para ello que para empatizar con el otro acercándonos a su pensamiento. No siempre somos conscientes de que es incompleto nuestro conocimiento y únicamente nuestro prisma es el válido para observar y valorar.
Ahora bien, la luz al traspasar el prisma se descompone, ofreciéndonos una realidad multicolor.  Así es la esencia humana, condicionada, en gran parte por poderosos elementos externos y no consciente de ello, tan acrítica y sumisa como autoconvencida.
En gran parte por todo ello, durante este año, junto a fotos antiguas en blanco y negro de Salinas y fotos actuales de los mismos lugares, incorporaremos algunas reflexiones y valoraciones sobre hechos, conductas y actitudes, tratando de aportar LUZ SOCIAL, ante el prisma de valores fundamentales que han caracterizado a este pueblo, como son el esfuerzo, la solidaridad y la tolerancia.
Aprovechemos con energía la posibilidad de compartir las nuevas tecnologías aportando aportando la luz y el conocimiento personal para construir un día a día más agradable para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes realizar cualquier comentario a esta entrada, siempre con identificación.