16 agosto 2012

SAN ROQUE, FIESTA EN RENEDO DE ZALIMA

Hoy, como cada 16 de agosto de los años pares, se ha celebrado en Renedo de Zalima la festividad de San Roque. 
Allí, junto con los vecinos y vecinas habituales de esta pedanía y los de San Mamés de Zalima, hemos compartido una sencilla celebración, que merece subrayar por el profundo sentido que tiene, más allá del ámbito estrictamente religioso. 
 Estos momentos son los que acercan a jovenes y mayores y sirven de reflexión, de puerta hacia la convivencia y la confraternización.

Deseo destacar el texto leido por una joven del pueblo, ya que refleja a la perfección el deseo compartido en estas pequeñas celebraciones:
 
PLANTAR
"Y vamos a sembrar. Sí, aún estamos a tiempo: sembrar ideas de amistad en los niños, solidaridad en las personas mayores, creatividad en todos. Es cierto que nuestra siembra se encuentra enseguida con otras siembras, de la propaganda y de los medios de comunicación, que no son positivas. Pero queremos sembrar semillas de amistad, positivismo, esperanza.
Un día vamos padres e hijos a plantar árboles como semilla de respeto y amor por la naturaleza.
Ya sabemos que nos toca sembrar. No sabemos si vamos a cosechar, a recoger los frutos. Pero a nosotros nos toca sembrar. Aparentemente tirar la semilla, emplear el tiempo y el esfuerzo. Pero lo hacemos a gusto porque chupamos el sabor de la piruleta, la alegría del cariño y el esfuerzo en común.
Ahora hay trigos de ciclo corto. Se siembran tarde y se recogen pronto. Quizá nosotros preferimos las semillas de ciclo largo, como el bambú japonés. Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo transforma en no apto para impacientes: siembras la semilla, la abonas y te ocupas de regarla constantemente. Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad, no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto que, un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.
Sin embargo, durante el séptimo año, en un periodo de sólo seis semanas la plante da bambú crece ¡más de 30 metros! ¿Tardó sólo seis semanas crecer? No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.
Pues nosotros, sabemos que a la hora de hacer pueblo, no valen impaciencias. Sembramos, plantamos como el bambú japonés. Llegará el fruto."

Tras la pequeña procesión y la misa, los vecinos y vecinas nos han agasajado con una gran variedad de pinchos y bebidas. 
A lo largo de estos momentos ha sido la aportación musical de Alejandro con su saxo, la que ha dado el verdadero ambiente festivo y ha alegrado a todos, incluso suscitando algunos bailes por parte de los mayores.

Muchas gracias por estos momentos y que las buenas y sanas costumbres sigan permaneciendo en nosotros con su sentido original de confraternización. Continuemos sembrando.
El próximo año la celebración será en San Mamés de Zalima, donde esperamos volver a vernos y compartir.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes realizar cualquier comentario a esta entrada, siempre con identificación.