01 enero 2010

FELIZ AÑO 2010


Hemos iniciado un nuevo año, un nuevo día ha amanecido para todos, una nueva oportunidad para felicitar, para desear, para anhelar y también, para compartir entre todos y todas una sonrisa, un saludo afable, un abrazo, una palabra de emoción.

Entramos en el corazón del duro invierno, la nieve hace su presencia, el viento sopla con vigor, pero en cada casa brilla una luz y el calor de cada familia se extiende más allá de los límites del propio pueblo. Es un sentimiento compartido entre todos. Una llama permanente dentro de cada uno para con los demás.

Igual que el retoño recién plantado en la Plaza de la Serrería, así nos brota este nuevo año. En nuestras manos está su cuidado, su disfrute y su crecimiento robusto y saludable.
Que las generaciones futuras sientan orgullo por lo que hemos creado y cuidado, igual que los de ahora lo sentimos de nuestros antepasados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes realizar cualquier comentario a esta entrada, siempre con identificación.