01 noviembre 2009

COLORES DE OTOÑO, 1 DE NOVIEMBRE

Estamos en el corazón del otoño, acaba octubre y con la fiesta de Todos los Santos, entramos en noviembre. Este fin de semana muchos hemos vuelto a Salinas, no sólo por el buen tiempo, sino por compartir con las familias y rendir un merecido homenaje a todos los que nos precedieron. Un recuerdo unánime a todos nuestros seres queridos; a esos hombres y mujeres de esta tierra que con gran esfuerzo sembraron en nosotros valores imperecederos. Es un momento en el que la naturaleza también se va apagando, pero no con tristeza, más bien con la dulzura de un placentero sueño recreado permanentemente por la bulliciosa corriente del Pisuerga.
Un paseo sosegado por ambas orillas del río sirve para caminar por encima de la alfombra ocre que los chopos en su desnudez progresiva van ofreciendo al caminante.
Tanto desde el puente como desde la pasarela se observa el fluir de la vida, incesante pero aplacada por la serenidad del entorno.
Desde cualquier punto del camino, es una maravilla contemplar los colores, su armonía, sin altisonancias.
Todo un paraiso para disfrutar, eso es Salinas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy interesante

Publicar un comentario

Puedes realizar cualquier comentario a esta entrada, siempre con identificación.